¡Ayudamos gratis
con tus tareas!

El 80% de las preguntas recibe respuesta en menos de 10 minutos

Añadir tarea

Descargar para tu teléfóno móvil

Android iOS

Tarea

observar

Respuestas

El caballo y el asno  

Un caballo, orgulloso de su parafernalia fina, encontró un asno en la carretera. El asno, que iba pesadamente cargado, caminaba despacio por el camino.
--Apenas--, dijo el caballo, --puedo yo resistir a darte una patada con mis talones, pues veo que solamente sirves para manejar cargas.
El asno mantuvo su paciencia, y sólo hizo una petición silenciosa a la justicia de los dioses.
No mucho tiempo después el caballo tuvo problemas de salud, y su dueño lo envió a trabajar a la granja.
El asno, viéndolo jalar una pesada carreta, así se mofó de él:
--¿Dónde, oh jactancioso, está ahora toda tu alegre parafernalia, y quién eres ahora reducido a la condición de cargador, a la que tan recientemente me trataste con desprecio?'

Moraleja: Nunca te mofes de una situación incómoda de tu prójimo, pues no sabes en que momento podrías estar igual o peor que él.
Avatar del usuario diana17 Diana17 17.04.2012 Gracias (162) Nota: 4, Votos: 79
¡notificar!

Añade un comentario

Apacentando un joven su ganado, gritó desde la cima de un collado: ¡Favor! que viene el lobo, labradores. Éstos, abandonando sus labores, acuden prontamente, y hallan que es una chanza solamente. Vuelve a clamar, y temen la desgracia; segunda vez la burla. ¡Linda gracia! Pero ¿qué sucedió la vez tercera? que vino en realidad la hambrienta fiera. Entonces el zagal se desgañita, y por más que patea, llora y grita, no se mueve la gente, escarmentada; y el lobo se devora la manada.   MORALEJA:   ¡ Cuántas veces resulta de un engaño contra el engañador el mayor daño!
Avatar del usuario fracis Fracis 17.04.2012 Gracias (150)
¡notificar!

Añade un comentario

¿No has encontrado lo que estabas buscando?

Añade tu pregunta